Category: Electrodomésticos

Cómo arreglar una lavadora que no centrifuga

Consejos para arreglar tu lavadora

¿Tu lavadora ha sufrido una terrible avería y ahora no puedes lavar tu ropa? ¿No puedes comprar una nueva, pero tampoco puedes permitirte el lujo de llamar a un profesional para repararla? No desesperes, ya que si sigues los pasos necesarios y tienes un poco de habilidad con los electrodomésticos arreglar tu lavadora puede salirte por mucho menos de lo que hubieses imaginado. Uno de los problemas más comunes que suelen sufrir las lavadoras con el paso del tiempo es el que el centrifugado deje de funcionar adecuadamente.

Este tipo de avería resulta muy fácil de detectar pues cuando esto ocurre siempre quedan restos de agua sucia y detergente en el tambor de la misma. No obstante, antes de aventurarte a realizar la reparación, debes saber que nunca debes manipular un electrodoméstico mientras éste se encuentre enchufado a la corriente de luz, ya que si a esto le añadimos el agua de la lavadora podemos convertir la zona en una trampa mortal. Por otro lado, debes saber que cuando vayas a arreglar la lavadora, ésta nunca debe ser volcada por el lado del programador de tareas, sino por el otro lado, pues de esta forma podrías dañarla de manera permanente si el agua acaba filtrándose y al final te verás obligada a comprar una nueva que era justamente lo que no querías.

Arreglar lavadora

Cómo saber dónde está el problema de centrifugado

Lo primero que debes hacer para arreglar la lavadora es ponerla completamente boca abajo para que puedas manipular el interior de una manera fácil. Además podrás adoptar una postura mucho más cómoda y tardarás más en cansarte. Es entonces cuando deberás revisar la manguera para comprobar si ha sufrido algún daño, ya que es posible que necesite ser reemplazada. No obstante, puede que sólo haya que limpiar su interior de obstrucciones, lo cual puedes hacer ayudándote con destornillador. Si éste no es el problema, revisa que la tapa cierre bien y que el interruptor funciones correctamente.

Si no escuchas el clic, puede que tengas que cambiar el interruptor. Las cintas también podrían ser el problema si están flojas o rotas. Para ello, retira la lavadora y desatornilla la parte trasera. Si este es el caso, no te supondrá ningún problema si alguna vez has cambiado las correas de tu coche o de una bicicleta, ya que el procedimiento es muy parecido. Si sigue sin funcionar, revisa la bomba y asegúrate de que se encuentra bien conectada a la corriente. No obstante, puede que incluso esté demasiado deteriorada y haya que cambiarla por una nueva.

Peor si después de todo esto, no consigues arreglar tu lavadora y sigue sin centrifugar, entonces ya no tendrás más remedio que llamar a un técnico profesional. No obstante, no debes preocuparte, ya que si encargas tu tarea con esta web, podrás establecer el precio que estás dispuesta a pagar y nosotros te enviaremos a uno de nuestros profesionales certificados para que soluciones tu problema. No esperes más para poder lavar tu ropa.…